TC Gabinete Inmobiliario: «El Build to rent es lo que hará bajar los precios del alquiler»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El negocio del build to rent triplicó el año pasado el volumen de inversión de 2018 y este 2020 ya crece un 23%, a la espera de próximas operaciones, explican desde la consultora TC Gabinete Inmobiliario.

Socio de una de las pocas consultoras inmobiliarias 100% españolas, TC Gabinete Inmobiliario, Martín Perea atesora a sus espaldas algunas de las operaciones más relevantes del sector de oficinas, residencial, o terciario, en un mercado copado por grandes asesores internacionales.

Licenciado en Derecho, tras su paso por la división internacional de Banco Atlántico como subdirector de la Asesoría Jurídica durante 8 años, Martín Perea inició su trayectoria profesional en el sector inmobiliario en 1999 en la compañía Gabinete Inmobiliario SA, germen de la actual TC Gabinete Inmobiliario y donde durante 17 años logró posicionar a la compañía como una de las consultoras de referencia del mercado de oficinas. Ha asesorado en operaciones como la mudanza de PwC al complejo de las Cuatro Torres de la Castellana.

 

Noticia publicada en brainsre.news

Ahora, acaba de cerrar una de las últimas operaciones más relevantes en el negocio de moda, el build to rent, al asesorar a AEW y Metrovacesa en la compraventa de 200 viviendas para alquiler en Palma de Mallorca. Semanas antes, había aconsejado a otro inversor, en este caso Axa IM, en la compra a Tectum de un portfolio residencial por 150 millones de euros.

«En TCGI nos sentimos muy orgullosos de haber intermediado, entre 2019 y 2020, operaciones de BTR por valor cercano a los 450 millones de euros. Hemos asesorado a fondos de inversión del calibre de AEW, Axa, Aberdeen y Patrizia«, explica Perea en una entrevista con Brainsre.news. «Estamos muy contentos porque son operaciones muy trabajadas, con mucha ilusión…Son deals de estar muy atentos al mercado y donde hemos trabajado solos como asesores, lo que ayuda mejor a controlar toda la transacción», agrega.

Las operaciones de TCGI reflejan el auge que el negocio de build to rent ha experimentado en los últimos años, convirtiéndose en una de los activos preferidos por los inversores. Así, en el último ejercicio, la inversión en proyectos build to rent (BTR) y private rented sector (PRS) alcanzó los 1.650 millones de euros, lo que representa cerca del 80% del total de la inversión en residencial y triplica el volumen del año anterior.

Una senda creciente que ni el Covid ha parado y que tan solo en el primer semestre de 2020, alcanza los 810 millones de euros, superando en un 23% el volumen de inversión del mismo periodo de 2019. «Muchos inversores se sienten muy atraídos por los productos BTR al presentar un menor riesgo que otros como oficinas, retail o logístico, especialmente en el momento actual», explican desde TCGI.

«No obstante, a pesar de tener un riesgo reducido -especialmente si se adquiere el activo llave en mano-, el producto de Build to Rent ofrece una rentabilidad potencial muy interesante que podría situarse en el entorno del 3,5% al 5,5% dependiendo de la ciudad y zona donde se ubique el activo», agregan desde la consultora.

Precios del alquiler

Por ello, Perea cree que es un error el anuncio del Gobierno de poner en marcha un sistema de limitación de precios al alquiler, con el fin de impulsar el acceso a la vivienda. «Las operaciones de build to rent son las que van a hacer que bajen los precios de los alquileres. Por ejemplo, la que ha hecho Metrovacesa en Mallorca: fíjate lo bueno que es para Palma que de golpe se saquen al mercado 200 viviendas en alquiler», subraya el directivo.

Las críticas a esta regulación no se limitan solo al escaso impacto que va a tener en el fin último, si no también en la economía española. «Tenemos que hacer hincapié en que es una fórmula que está funcionando muy bien entre inversores institucionales, en un momento donde muchos activos inmobiliarios están en juego y con las previsiones económicas que deja el Covid».

En este sentido, Perea pide clarificar cuanto antes el anuncio del Gobierno. «Si sacas una ley y la regulas, pues el inversor puede mirar una operación con los precios fijados y calcular su rentabilidad, que no tiene que ser muy alta, porque la mayoría de estos inversores no buscan ganar mucho dinero y salirse rápidamente, sino tener activos a 15 años. Sin embargo, con la incertidumbre de cómo va a ser la ley, cómo van a ser los precios…pues, los inversores no saben a qué atenerse estos cuatro y cinco meses».

A pesar de todo, se muestra optimista y cree que en este 2020 aún habrá más inversiones en vivienda en alquiler. «Seguiremos cerrando operaciones de build to rent este año, porque es el único producto que es muy defensivo».

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp